Las espacios de trabajo creativos aumentan la productividad

creativos

Una cosa común a todas las empresas es intentar aumentar la productividad e incentivar la innovación. Uno de los factores claves para estos dos objetivos (al menos durante los últimos años) es averiguar cuál es el espacio de trabajo perfecto.

¿Cómo y por qué funcionan los espacios de oficina creativos?

Si quisiéramos responderte rápido te diríamos que porque además de ser creativos sigue siendo una oficina y porque tienden a aumentar la productividad de los empleados significativamente. La mayor parte de estas oficinas animan al empleado a crecer, desarrollarse y a darle toques personales a su trabajo diario.

Otro factor clave es que este tipo de oficinas se crean para abrir líneas de comunicación entre los empleados de diferentes departamentos. Creando la tan necesaria colaboración entre equipos, el clásico “dos cabezas piensan mejor que una”.

Fomentar el movimiento y la luz natural

 

Image credit: by Mikado1201 [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

La mayor parte de los espacios de trabajo creativos fomentan el movimiento. El ser humano está hecho para moverse y no para sentarse en un escritorio durante 8 horas seguidas. No nos deberíamos de sentar más de dos horas durante nuestra jornada de trabajo.

El Rolex Learning Center en Lausanne ha añadido suelos con desnivel a su monumental espacio de trabajo abierto. La idea de las cuestas hace que los estudiantes trabajen un poco las piernas y los grandes agujeros del techo permiten que entre el máximo de luz natural. Algo que todos nosotros necesitamos.

Un estudio de la Universidad de  Cornell  diemuestra que la luz natural incrementa el estado de alerta de las personas. Ese mismo estudio asegura que los empleados con altas dosis de luz natural en sus oficinas tienen un 56% menos de somnolencia. La verdad que si construimos edificiocess to natural light increases alertness.

Flexibilidad y colaboración

Image credit: by Dllu [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

La flexibilidad en la disposición del lugar de trabajo ha demostrado un beneficio tremendo en la productividad del trabajador. Trabajar todos los días en el mismo cubículo, con la misma vista durante años, vuelve loco a cualquiera.

Una manera sencilla de resolver el problema es crear zonas comunes de trabajo y fomentar que los empleados las decorén y cambién según sus gustos y necesidades. Estas oficinas incluyen a menudo zonas de relax privado y team-building, dónde pueden ponerse al día y desconectar un rato.

Las oficinas de Airbnb en San Francisco son ejemplo de esto y mucho más. El Vicepresidente de diseño Alex Schleifer dice que su oficina “está organizada en barrios construidos alrededor de enormes salas de projectos”. Estas salas son espacios modulares equipados con todo tipo de herramientas para la gestión de proyectos. “Cualquiera puede trabajar en cualquier espacio abierto de la oficina y decorarlo a su gusto o personalizarlo”

Alinéate con tus valores de marca

 

Todos los empleados son embajadores de marca. Este concepto parece complicado de entender para muchas empresas y como muchas otras cosas, empieza en casa (en este caso la oficina). LA compañía, los que la dirijen y los que trabajan en ella, deben vivir y respirar la marca.

Google ha sido pionera en este área y no nos sorprende escuchar que  las oficinas de Google en Zurich  parecen un sitio increible para trabajar. Los empleados se autodenominan “Zooglers” mostrando que se identifican y están orgullosos de su compañía.

A parte de las zonas deportivas y de juegos comunes en cualquier oficina de Google del mundo, los cuarteles generales suizos incluyen un acuario donde los empleados pueden tomar baños de burbujas, o cine. Nos imaginamos que los Zooglers quieren quedarse hasta tarde trabajando.

Como co-fundador de  WeWork, Miguel McKelvey quien es también responsable del diseño de la oficina, señala que “es crucial que los empleados conecten y hagan brainstormings”

A día de hoy la productividad acaba siendo contratar a la gente adecuada, darles las herramientas que necesitan y darles el mejor espacio de trabajo posible. Es entonces cuando la gente tiende a gustarle su trabajo y no quiere irse. Gran incentivo para mejores resultados.