Las 5 peores campañas de Marketing de 2018

marketing

Lo que parecía una buena idea…

Casi cualquier idea puede sonar bien en la reunión del equipo de Marketing. El problema es cuando se lanza la idea al mundo ya que todo puede salir mal. En algunos casos, terriblemente mal.

La campaña de Marketing o Branding puede que salga mal sea culpa del concepto, del resultado final o de un mal marketing. Te presentamos 7 campañas que han salido bastante mal durante 2018

H&M

En enero el gigante de la moda lanzó una imagen en su página web dónde se veía a un joven afroamericano con una sudadera verde que decía “El mono más cool de la selva”. La campaña indignó a muchos clientes y en Twitter se formó un debate sobre la falta de sensibilidad cultural de H&M.

Estee Lauder

También en Enero, Estee lauder lanzó una nueva línea de maquillaje llamada “Double Wear Nude Water Fresh Makeup SPF25.” A pesar de ser una línea con más de 30 colores diferentes más de la mitad estaban pensados para mujeres de piel muy pálida lo que dejaba sin opciones a las mujeres de color. Los anuncios lanzaban un claro mensaje de quién era el público objetivo de la marca.

Milwaukee Bucks

Un desafortunado error de programación llevó a creer a muchos fans del baloncesto que los Milwakee Bucks estaban celebrando el haber despedido al entrenador principal Jason Kidd. La noticia del despido fue lanzada durante el 50 aniversario del equipo por lo que cualquier usuario que accediera a Twitter era recibido con unos festivos globos.

Heineken

La compañía lanzó un anuncio totalmente fuera de tono en Marzo. El vídeo de 30 segundos mostraba a un barman lanzando una botella que se desliza por delante de 3 personas, todas ellas negras, hasta llegar a una mujer de piel más clara. El eslogan era “SOMETIMES, LIGHTER IS BETTER.” que se puede interpretar como que a veces ser más claro de piel es mejor.

Domino’s Pizza

En Septiembre, Domino’s Rusia lanzó la campaña “Domino’s Forever” en la que ofrecían 100 pizzas gratis al año para todos los clientes que se tatuaran el logo de la cadena de pizzerías en su piel.

Después de cientos de posts que mostraban a amantes de la pizza tatuados, la cadena decidió limitar las condiciones de la promoción. Añadieron un tamaño mínimo al tatuaje y limitaron la promoción a 350 personas. La promoción fue creada para permanecer activa durante meses pero la tuvieron que eliminar a los pocos días para evitar que miles de personas solicitaran sus 100 pizzas.

Recordad que lo que parece una buena idea puede no serlo tanto. Hay que darle vueltas a las campañas.

Si te ha gustado este post seguro que te gustarán otros de la categoría:

¿Por qué hemos tardado tanto en indignarnos con Facebook?

Netflix: La empresa que nació de una multa

FIN7: El grupo de hackers del billón de dólares